Destructores

Los destructores italianos en la 2GM

**Ciao Cacciatorpediniere Italiani!!

**

Los destructores italianos

en la segunda Guerra Mundial

Un gran número de destructores construidos durante antes de finalizar la Primera Mundial e inmediatamente después sobrevivieron a ella para luchar en la próxima contienda. La Marina Real Italiana tenía una desesperada necesidad de escoltas y estas pequeñas naves, anticuadas, con sus prestaciones originales desgastadas a lo largo de dos décadas, encontraron en la 2ª GM lugares donde prestar valiosísimos servicios. 

El diseño de las nuevas clases de destructores italianos puestos en grada a mediados de los años veinte tenía algunas deficiencias: la resistencia estructural era inadecuada, sea por las restricciones en el tamaño como por la prioridad dada a la obtención de altísimas velocidades; por las mismas razones el espacio y peso destinados a depósitos de combustible su autonomía era deficiente.  

La construcción del Maestrale inició una cadena de diseño de cuatro excelentes clases de nuevos destructores a comienzos de los años treinta: la Maestrale, la Oriani y las dos Soldati. Fueron modernos y excelentes buques, bien armados y capaces de velocidades sostenidas en alta mar de 33 a 34 nudos. Disponían de amplio espacio en sus cubiertas para mejorar sus armamentos antiaéreos y antisubmarino (ASW), así como para instalar rieles para el tendido de campos minados; tenían una buena autonomía y una excelente tenida al mar.        

Para ver más detalles sobre los destructores de la Regia Marina Italiana,  puede ingresar a mi sitio sobre destructores italianos de la 2GM:  Cacciatorpediniere Italiani      

Su equipamiento

Los cañones pareados de 120mm estaban muy cercanos (menos de 60cm) por lo que los proyectiles se interferían entre sí en el vuelo hacia el blanco, lo que acompañado por la deficiente calidad de la munición, hacía el fuego errático y disperso. 

                    Maestrale, Oriani, Artigliere y Legionario al inicio de la guerra Diseño en 3D de Hugo von Zeschau

La artillería antiaérea era deficiente al inicio de la guerra, en forma similar a lo que acontecía en las otras marinas. Hay que recordar que antes de la guerra las marinas japonesa y americana fueron las únicas que previeron adecuadamente la creciente amenaza aérea.   

La falta de armas antiaéreas adecuadas en las naves italianas fue mejorada en las primeras etapas del conflicto, en manera especial en lo que respecta a las unidades mayores y más modernas. Las clases de menor tamaño y más antiguas recibieron mucha menos atención, debido a la escasez de nuevas armas, a la falta de resistencia estructural para recibir armas más pesadas y que provocaban mayor vibración, a  la incapacidad para trasladar mayores pesos que además debían ser instalados en las partes más altas de la nave. A todo ello se sumaba la falta de tiempo y recursos para hacer las modificaciones necesarias para la instalación, y por consecuencia, a la necesidad de desembarcar equipamientos existentes para instalar los nuevos. 

Disponían de buenos torpedos de excelente alcance y calidad, pero la doctrina naval italiana no daba prioridad a su uso en combate, como consecuencia no se desarrollaron tácticas agresivas para su manejo. 

El armamento ASW (antisubmarino) tampoco era adecuado al comienzo de las hostilidades. No se disponía de equipos de escucha submarina que se equipararan al ASDIC británico y los métodos de lanzamiento de cargas de profundidad provenían de la 1ª GM. 

Tampoco existía un adiestramiento para el combate nocturno, mientras los británicos operaban en salidas nocturnas desde Malta para aprovechar su capacidad nocturna y a la ventaja de disponer de radar.  

Radares y ecogoniómetros de origen alemán e italiano solo fueron instalados en las fases finales del conflicto. Dos unidades fueron equipadas con radar y siete embarcaron ecogoniómetros. Pero el peor problema  durante los primeros años de la guerra consistió en la realidad de que la Regia Marina nunca tuvo conocimiento de que la Royal Navy tenía y utilizaba radar.            

Cómo se utilizaron los destructores italianos

Las clases más grandes y modernas, los Poeti, Venti, Soldati 1, y Soldati 2,  fueron utilizadas como escolta por la flota de batalla en operaciones en alta mar. 

Las clases Turbine, Dardo, Folgore, y Navigatori, acompañados de los modernos torpederos, fueron utilizados para la protección de los convoyes, efectuando escolta antiaérea y antisubmarina, tendiendo campos de minas para la protección del tráfico, y enfrentando a los incursores ingleses. 

Las clases Leone y Sauro fueron reacondicionadas para servicio tropical y destacadas en el alejado teatro del Mar Rojo, acompañadas por unidades menores originarias de la 1GM. Allí permanecieron hasta la rendición fuerzas de ocupación en Etiopía y Somalía a las tropas inglesas.  

Los destructores menores, unidades construidas y utilizadas en la primera Guerra Mundial, reclasificadas como torpederos a mediados de los años treinta, se destinaron a la protección de la navegación a lo largo de la extensa costa italiana y del tráfico con la costa oriental del Adriático. 

Las clases de cazatorpederos

 

Referencias

Bernard Ireland  - Warships of the Second World War II - Collins - Jane´s La storia della Regia Marina Italiana nella seconda guerra Mondiale  Cacciatorpediniere di Andrea Piccinotti Storie di Navi  A.N.M.I.Associazione Nazionale Marinai D'Italia Destroyers, Frigates, and Corvettes By Robert Jackson Cacciatorpediniere  - Wikipedia  Antonio_Pigafetta  - Wikipedia  - Utente: Eduardo Beck Le navi della Marina Militare Italiana di Alberto, Riccardo e Gastone Piccoli Cacciatorpediniere Italiani  di Hugo von Zeschau*  +

La historia real es la historia de los hechos:los interminables días de aburrido y duro trabajo; la repentina ráfaga de acero, sangre y gritos sin ningún aviso. No hay patrias, solo hay víctimas. 

El destructor Libeccio de la clase Maestrale. Diseño en 3D de Hugo von Zeschau